Del Nido Benavente pretende gobernar el Sevilla ‘en la sombra’

José María del Nido Benavente, padre del actual presidente y acérrimo opositor al Consejo del Sevilla, prosigue su guerra para tratar de acceder al poder. Después de convocar una enésima Junta Extraordinaria de Accionistas, que se celebrará el próximo 18 de marzo, el abogado ha incluido entre los puntos del día varios que llaman mucho la atención, en especial el 3º: “Impartición de instrucciones al Consejo de Administración en el siguiente sentido: prohibición dirigida al Consejo de Administración y a sus Consejeros Delegados para suscribir cualquier operación financiera así como cualquier solicitud o préstamo, crédito, financiación o emisión de deuda, por importe superior a un millón de euros (1.000.000 euros), sin autorización, para cada caso, de la Junta General de Accionistas”.

Se trata, evidentemente, de intentar atar de pies y manos al Consejo en el caso de fracasar de nuevo en el intento de sustituirlo, como se prevé. No permitir que se puedan hacer operaciones financieras por más de un millón de euros y hacerlas pasar por una Junta significaría ralentizar o más bien casi revocar la posibilidad de que haya fichajes, para empezar el próximo verano, y también ventas. Algo así como gobernar ‘en la sombra’ o hacerlo desde fuera del club.

Tal y como ha conseguido en las últimas citas de este tipo, lo lógico es que la directiva no permita que Del Nido haga valer su mayoría accionarial tampoco en este punto y que no salga adelante, como seguramente otros también polémicos que van incluidos en el orden del día como el 4º: “Impartición de instrucciones al Consejo de Administración en el sentido siguiente: Prohibición expresa dirigida al Consejo de Administración y a sus Consejeros Delegados para que continúen efectuando cualquier tipo de gestión y, en particular, asuman ningún tipo de obligación a cargo del Sevilla Fútbol Club, S.A.D. sobre la futura remodelación, ejecución de cualesquiera obras y/o derribo del Estadio Ramón Sánchez Pizjuán – activo esencial de la Entidad de acuerdo con el artículo 18 bis de los Estatutos Sociales-, así como la construcción de un nuevo Estadio en el que el Sevilla Fútbol Club, S.A.D. desarrolle la actividad que constituye el primer punto del objeto social de la Entidad, de acuerdo con el artículo 4º de los referidos Estatutos Sociales, que es la práctica de la modalidad deportiva de fútbol participando en competiciones deportivas oficiales de carácter profesional y de ámbito tanto estatal como internacional”. Esto último paralizaría la construcción de un nuevo estadio, así que, con mucha probabilidad, tampoco saldrá adelante el 18 de marzo.

Más opacos resultarían los directivos actuales, de cara a la opinión pública, si no atienden al 5º orden del día: “Informe del Consejo de Administración sobre la retribución en dinero y en especie que ha percibido cada miembro del Consejo de Administración, en los tres últimos ejercicios sociales, así como sobre el pago a los mismos de cualesquiera abonos y/o reembolsos derivados de los gastos suplidos como consecuencia de su asistencia a reuniones y demás tareas relacionadas con el desempeño de su cargo, tales como desplazamiento, alojamiento, manutención y gastos de representación”. En este sentido, y como gesto hacia la mala situación deportiva y económica de la entidad, los consejeros se bajarán un 20 por ciento sus emolumentos actuales.

You May Also Like

About the Author: Muhammad Idham