Endrick no estará en París

En Caracas la última jornada del cuadrangular iniciaba con un Clásico sudamericano que ponía en juego la presencia de Brasil y Argentina en París. Con los Juegos Olímpicos como único objetivo, el margen de error era mínimo para ambas selecciones.

Con Endrick como foco central de lo que podía suceder en el enfrentamiento, y siendo uno de los recursos más valiosos de la Canarinha durante este Preolímpico, Argentina supo cómo anular en los primeros 45 minutos al ‘9′ brasileño. Desesperándole, con un marcaje férreo que le fuera desgastando, el futuro futbolista del Real Madrid respondía con una sonrisa cada vez que disputaba una pelota… Aunque sin ver portería.

En un partido en el que se podía palpar el miedo por fallar en ambos lados, la selección de Javier Mascherano llevó durante más tiempo el peso del encuentro. No dejó grandes ocasiones, aunque Thiago Almada estrelló una pelota en el poste con una falta que asustó a la Canarinha. Brasil, con pocas respuestas, tuvo su mejor ocasión con un disparo lejano de Alexsander. Ambas se dejaban todo para la segunda parte.

El segundo tiempo tuvo un guion en consonancia con lo visto en la primera parte. Argentina siguió intentando ver un gol que parecía acercarse en los centros – dejando una mejor imagen -, mientras que Brasil no encontró a Endrick debido a los problemas en su juego colectivo. Solo la entrada de Kennedy dio un empujón a los de Ramón Menezes, que generó dos ocasiones que podrían haber servido para la clasificación. No obstante, sería Valentín Barco con un centro con música y un remate de cabeza de Luciano Gondou, uno de los nombres del torneo, lo que acabaría clasificando a Argentina a los Juegos Olímpicos, dejando a Brasil, la vigente campeona, fuera de París.

You May Also Like

About the Author: Muhammad Idham