Giménez lo cambia todo – AS.com

Una retaguardia con Giménez, otra sin él. La defensa del Atlético, y por ende el funcionamiento de todo el equipo, cambia drásticamente cuando el uruguayo puede participar. Un jugador diferencial… con las lesiones como su mayor enemigo. Giménez regresó ante el Villarreal después de un mes y medio de ausencia (tras caer de baja el 20 de febrero en Milán). En Vila-real el Atlético volvió a ganar fuera de casa (no lo hacía desde el 22 de enero en Granada) y Oblak apenas recibió dos disparos a portería. Es cierto que Parejo remató por arriba la ocasión más clara del Submarino Amarillo para marcar su segundo gol, una acción donde el uruguayo intentó contrarrestar el remate lanzándose de cabeza a taponar huecos.

Marca de fábrica en un jugador que es todo corazón. Giménez ha disputado 26 partidos en lo que marcha de curso. Y se ha perdido 18 por problemas musculares. Un lastre que le impide tener continuidad y a Simeone contar con el futbolista que otorga a la defensa de un punto extra de agresividad, intensidad, fuerza, ganar duelos… y que compagina a la perfección con Witsel, Savic, Hermoso, Azpilicueta y Reinildo, todos ellos mejorados cuando el cierre de la zaga es Giménez. El uruguayo ha sido titular en 17 ocasiones y Oblak dejó la puerta a cero en siete de ellas (41%). Y en otras siete encajó una única diana. Además, salió sustituido en la ida ante el Inter todavía sin haber recibido el gol de Arnautovic. En los 27 encuentros que no ha partido en el once, el guardameta ha encajado cuanto menos un gol en 22 de ellos, dejando cinco únicas veces la puerta a cero (18,5%).

Giménez lo cambia todo

2

A sus 29 años, los problemas físicos son un mal recurrente en Giménez. Contra el Inter sufrió su lesión 31 como jugador del Atlético, una cifra altísima. Aunque es el segundo futbolista con más años ininterrumpidos en la plantilla tras Koke (el uruguayo llegó en 2013 a la primera plantilla colchonera). Y en cuanto ha estado disponible Simeone le ha devuelto al once. Y completó el duelo ante el Villarreal para probarse e ir tomando la forma de cara a lo que viene. El Atlético recibe al Borussia Dortmund dentro de una semana (10 de abril) en la ida de los cuartos de final de la Champions. Tres días después es el Girona quien visita el Metropolitano antes de partir a Signal Iduna Park para decidir el pase a las semifinales de la máxima competición europea.

Y es básico poder contar con Giménez en este periodo de la temporada tan determinante. El Atlético se juega en este abril el sueño por la Champions junto a la necesidad por acabar entre los cuatro primeros, posición a las que ha regresado gracias a su triunfo contra el Villarreal. El uruguayo renovó en octubre hasta el 2028. Es uno de los pilares del cholismo, pese a que no siempre está disponible. Con Giménez el suelo del equipo crece enormemente. Las líneas suben con menos complejos en la presión, conscientes de que hay un zaguero capacitado para ganar duelos o corregir por velocidad. Lo que permite al Atlético salir más valiente, como hizo ante el Villarreal. Y es clave para ganar a un Borussia Dortmund que ataca con una enorme voracidad los espacios. Tener a Giménez de vuelta es la mejor noticia para Simeone. Con él sobre el césped su Atleti es mucho más reconocible.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todo el deporte en un solo espacio: la actualidad del día, la agenda con la última hora de los eventos deportivos más importantes, las imágenes más destacadas, la opinión de las mejores firmas de AS, reportajes, vídeos, y algo de humor de vez en cuando.

You May Also Like

About the Author: Muhammad Idham