La última de Bellingham – AS.com

Jude Bellingham puede despedirse, ante el Leipzig, del Madrid hasta después del parón (contra el Athletic, el 31 de marzo). Quiere hacerlo por la puerta grande. Su ‘no gol’ de Mestalla terminó en tangana. Y su “it’s a fucking goal” en expulsión. El equipo blanco ha recurrido, pero todo apunta que Ancelotti no podrá contar con su pichichi en las dos próximas jornadas ligueras. O tres. Decide este miércoles el Comité de Competición. Ello multiplicará la motivación del de Stourbridge. Tras tres partidos fuera, ante el Valencia demostró que el esguince de tobillo está más que superado. Sin la necesidad de equilibrar esfuerzos ante la potencial sanción, Jude buscará decirle hasta pronto al Bernabéu con el pie en el acelerador. Sin reservas.

Bellingham protesta a Gil Manzano en Mestalla.

Ampliar

<span class="mm__cap__txt">Bellingham protesta a Gil Manzano en Mestalla.</span><span class="mm__au">JESUS ALVAREZ ORIHUELA</span><span class="mm__src">DIARIO AS</span>

Tampoco por parte de Ancelotti, lógicamente. El resultado es favorable (0-1 en el Red Bull Arena), pero el de Reggiolo no quiere llamamientos a la relajación. Aferrados a Bellingham para diseñar el camino a cuartos de Champions. Ese es el plan del técnico. Jude no estuvo en la ida y en la vuelta busca su versión más afilada. En Mestalla completó el partido prácticamente como falso nueve, para evitar sobreesfuerzos defensivos tras su regreso exprés (se recuperó de la lesión casi una semana antes de lo esperado). Contra el Leipzig no habrá medias tintas.

La última de Bellingham

El comienzo de año ha estado marcado por esa torcedura producida frente al Girona y por haber mantenido una demarcación menos vanguardista que en el comienzo de curso. Del Bellingham casi delantero al todocampista. Más perfilado en el costado izquierdo. Con no tanta influencia anotadora pero sí global. Así se explica que sus cifras anotadoras luzcan en 2024 más terrenales. Hasta el 31 de diciembre marcó 17 goles y repartió cinco asistencias (0,84 goles y 0,25 asistencias por cada 90′). Desde el 1 de enero sus números son tres y tres (0,33 tantos y 0,33 pases decisivos por cada 90′). Más asistente, menos goleador. Igualmente decisivo. Y Ancelotti le exprimirá al máximo para cortarle las alas a los toros rojos.

Una duda y mucha certeza

La principal duda en el once será Tchouameni. Si será central o pivote. En Valencia volvió a lucir en la zaga, pero Nacho ha mejorado de sus molestias y tiene muchas papeletas para volver al once. Ese Nacho o Tchouameni salpica a Camavinga. El resto, de memoria. Con Vinicius como estilete. El 7 va lanzado en 2024 (ocho goles y tres asistencias). En Liga (cinco y tres) nadie ha participado en más goles que él. Y en las cinco grandes ligas, el de São Gonçalo comparte la medalla de oro con Dusan Vlahovic (nueve goles y dos asistencias en la Juve). Ancelotti no quiere sustos. La mejor medicina, un Bellingham enrabietado y un Vinicius enrachado.

You May Also Like

About the Author: Muhammad Idham