Lamine Yamal, séptimo intento de récord

Lamine Yamal, 16 años y siete meses, se enfrenta este miércoles a su séptima oportunidad de la temporada para batir el récord de precocidad de un goleador en la Champions que, a estas alturas, todavía está en poder de Ansu Fati, que con 17 años y 40 días le marcó un golazo con el Barça al Inter en San Siro. Hoy, juega cedido en el Brighton.

Debutante más joven de la historia de la Champions con el Barça (16 años y 68 días ante el Amberes), y jugador más precoz de la competición en estar en un once inicial (16 años y 83 días ante el Oporto), hacer el gol no va a ser una obsesión para el chico de Rocanfonda. Lo importante este miércoles es el equipo y por ahí se enfocará Lamine, que ha jugado todos los partidos de la temporada en la competición. Xavi empezó a dar muestras de plena confianza en el adolescente cuando lo alineó en el once inicial del partido de Do Dragao ante el Oporto. Su gran oportunidad para batir el récord llegó en Bélgica. Contra el Amberes dio una asistencia de gol, pero no pudo firmar un tanto que le permitiría estar en los libros.

Aunque el récord no sea prioritario, Lamine sí sabe que sólo tiene esta temporada para batirlo. La posibilidad se esfumará en el momento en que el Barça sea eliminado. Para cuando empiece el próximo curso europeo, el internacional español ya superará la edad con la que el delantero de Bissau le marcó al Inter en Milán en una noche memorable de la que el protagonista sólo acertaba a decir que no se lo creía. Efectivamente, todo había pasado muy rápido para Ansu, que había debutado en Liga con apenas 16 años y 304 días.

Más allá del récord, completamente secundario, lo más importante para Lamine es que ha participado en todos los encuentros en los que ha estado disponible este curso. Sólo faltó por sanción en los choques de Copa ante Barbastro y Unionistas. Lleva cinco goles y siete asistencias en 34 partidos, en los que ha sumado 1.831 minutos.

You May Also Like

About the Author: Muhammad Idham