Las derechas de Chile asumen la derrota del proceso constitucional y afilan sus argumentos para las elecciones

El presidente de Chile, Gabriel Boric, ha asegurado que el proceso constituyente queda “cerrado”, tal y como habían advertido previamente en caso de que volviese a salir derrotada la propuesta para sustituir la Constitución de 1980, redactada a la sombra del dictador Augusto Pinochet.

“El país se polarizó, se dividió, y al margen de este contundente resultado, el proceso constitucional no logró canalizar las esperanzas de tener una nueva Constitución redactada para todos. La política ha quedado en deuda con el pueblo de Chile. Y esta deuda se paga logrando las soluciones que los chilenos y chilenas necesitan y nos exigen que alcancemos”, ha declarado Boric.

En ese sentido, ha destacado durante un discurso recogido por el diario ‘BioBío Chile’ que, a pesar de la labor gubernamental “concentrada” en el proceso constituyente, que “estaba destinado a traer esperanza”, al final solo ha generado “frustración y hastío”. “La patria no se reinventa de un día para otro. Para hacer las cosas bien debemos respetarnos y volver a encontrarnos como chilenos y chilenas. Por eso lo digo con mucha convicción: ni celebración ni arrogancia. Pelota al piso, humildad, y trabajo, mucho trabajo”, ha agregado Boric, que ha reconocido también a una “parte importante” de ciudadanos que han votado a favor de la propuesta.

“Le quiero hablar al trabajador de la patria que se levanta temprano para obtener el sustento, a la mujer emprendedora que muchas veces sin apoyo ha tenido que cargar sobre sus hombros solitarios pero fuertes a toda su familia. A los jóvenes que creen posible construir un mundo mejor, pero no encuentran las oportunidades necesarias para ello. A las personas mayores que han construido Chile y que hoy no tienen el suficiente reconocimiento que merecen. A ustedes compatriotas nos debemos”, ha manifestado Boric.

Tras reconocer el fracaso del proceso constituyente, en el que los progresistas y los conservadores han visto rechazadas sus propuestas, el mandatario ha asegurado que su Gobierno retomará “cuanto antes” los trámites legislativos para lograr la reforma de las pensiones, el pacto fiscal de redistribución de la riqueza y para aumentar la seguridad y los derechos sociales, de las mujeres, de educación, de vivienda y de salud para que “no sufran jamás retrocesos”.

“Estas son las prioridades de los chilenos y chilenas y son, por lo tanto, también mis prioridades y del Gobierno, y espero que de todos los sectores políticos en general, porque así la sociedad nos lo exige”, ha remarcado.

Por otro lado, el líder del ultraderechista Partido Republicano, José Antonio Kast, cuya formación lideraba el Consejo Constitucional que ha redactado esta propuesta, ha aceptado su derrota y ha instado al Gobierno a solucionar los problemas de los ciudadanos. “Trabaje, gobierne y hágase cargo de los problemas urgentes de los chilenos. Quedó claro que la mayoría de los chilenos están cansados de estos procesos”, ha declarado Kast.

En ese sentido, ha asegurado que el resultado de los comicios “no son significativos” debido a que una nueva Constitución no iba a cambiar la vida de los ciudadanos “de un día para otro”. “Este resultado no es significativo para millones de chilenos porque la Constitución no les va a cambiar su vida de un día para otro, ni tampoco va a resolver las urgencias que tienen. Mañana a primera hora, la fuerza de trabajo en Chile se levantará como todos los días a seguir trabajando para conseguir el sustento que les permita llegar a fin de mes”, ha agregado.

You May Also Like

About the Author: Muhammad Idham