Las opciones de Simeone si Griezmann no logra llegar a tiempo a San Mamés

Griezmann se lesionó en San Siro, se perdió el partido de Almería y este lunes tampoco se ha entrenado con sus compañeros. Su presencia en el Athletic-Atlético del jueves (21:30) es seria duda y Simeone lleva días dando vueltas a cómo buscar la remontada sin su mejor futbolista en el once. En el Power Horse, el técnico apostó por Correa, que marcó a los 70 segundos, y Memphis. Ante Las Palmas, partido en el que Grizi descansó, la delantera fue Correa-Llorente. Para Bilbao, lo único fijo es que Morata será el ariete. Según el ensayo de ayer, gana enteros Correa para ser su compañero. Aún quedan dos sesiones para resolver dudas.

Correa, el sustituto natural

La configuración de la plantilla señala a Correa y a Griezmann como los segundos puntas del Atlético. Y el sobresaliente rendimiento del francés, especialmente durante la primera mitad de la temporada, ha privado de muchos minutos a Correa, que sigue entre los menos utilizados por Simeone. Aunque en febrero ha tenido más oportunidades, es el 17º rojiblanco en tiempo de juego: 1.160 minutos. No obstante, es el sustituto natural de Griezmann (a su vez, el 3º más usado, 2.930′). Ha coincidido con Morata en tramos de 17 partidos diferentes, aunque solo en tres como titulares (Celtic, Mallorca y Almería, todos en casa). Esta temporada aún no han conectado en ningún gol, aunque Morata lleva cuatro a pase de Correa en anteriores campañas.

Memphis, la doble punta

Simeone ha comentado en más de una ocasión que no le disgusta la posibilidad de jugar alguna vez con dos delanteros puros, pero en la práctica es algo que ha empleado muy poco. A Memphis le gusta jugar con otro punta, que estire al equipo y lance desmarques, y asociarse más con los centrocampistas, como hace Griezmann, pero en el Atleti es 9 de referencia. Con Morata solo ha coincidido en cuatro encuentros: Athletic (22-23, con Griezmann también en el campo), Lazio, Athletic y Girona, para un total de 55 minutos. De inicio parece una opción poco probable, aunque según se dé el encuentro puede ser un recurso para la segunda mitad.

Ampliar

<span class="mm__au">CHEMA DIAZ</span><span class="mm__src">DiarioAS</span>

Llorente, el último invento

La sorpresa ante Las Palmas fue ver a Llorente de delantero y la apuesta salió tan bien (dos goles) que Simeone repitió ante el Inter. Eso sí, contra los canarios su acompañante en ataque fue Correa y en San Siro fue Griezmann. Porque Marcos jugó como ariete puro. Es decir, de Morata, que estaba recuperándose de su esguince de rodilla. Llorente se entiende bien con Álvaro, a quien ha dado dos goles esta temporada (Celtic y Getafe). La opción del doble nueve es improbable y hay otra cosa que aleja a Llorente de la delantera: tiene más opciones de jugar como lateral derecho e incluso en el centro del campo. Pero, como ocurre con Memphis, verle en punta es un recurso siempre disponible con Marcos.

Riquelme, la apuesta sorpresa

Por características, puede ser el jugador con el fútbol más parecido a lo que hace Griezmann, incluso por encima de Correa. Y personalmente, seguro que Riquelme preferiría jugar como segundo punta que como carrilero. Sin embargo, Simeone le ha dado pocas oportunidades en ataque. Lo probó en el amistoso contra el Numancia de agosto, precisamente junto a Morata, pero no le dio continuidad. Y eso que Roro tiene llegada y buen golpeo. Esta temporada lleva tres goles y cinco asistencias.

You May Also Like

About the Author: Muhammad Idham